Una Nueva Capital para la Nacion Argentina

Una Nueva Capital para la Nacion Argentina

Constantinopla, la nueva Roma

El establecimiento en Bizancio de familias patricias romanas, la división de la ciudad en colinas y barrios, como Roma, y el decreto en que se ordenaba fuese llamada "Nueva Roma" mantuvieron la creencia de que Bizancio, o Constantinopla, como se la llamó, no fue en su origen más que una gran colonia romana que, por el capricho de un emperador, se estableció en los estrechos que separan a Europa de Asia. Aunque ya Diocleciano se había establecido en Nicomedia y en Split; y Constantino, preocupado por la misma necesidad de poseer una capital en Oriente, se fijaba en la pequeña población griega de Bizancio. Esa ciudad oscura, que había tenido hasta entonces participación insignificante en la Historia. Su asiento resultaba favorecido por la vecindad de las canteras de mármol del Proconeso, en la ribera asiática, donde quizá florecieran los talleres de marmolistas que enviaron capiteles y relieves a las más lejanas ciudades del Imperio.

Tras las obras llevadas a cabo por Constantino, una calle central iba del extremo oeste de la puerta de las murallas hasta la gran plaza cuadrada, llamada del Augústeo. Allí estaban los principales edificios de Bizancio. La Mese (que en griego significa "intermedio") era una vía porticada como la Vía Recta de Jerusalén, y en sus soportales se abrían las tiendas de los orífices, especieros y cambistas.

El Augústeo, o Plaza Mayor, guardó durante toda la Edad Media la disposición que tenía desde su origen en tiempo de Constantino. Alternando con sus columnas, se habían instalado en ella las más célebres obras del arte pagano. Para proveer de esculturas famosas a la nueva capital, se despojaron las antiguas ciudades de Oriente. De Atenas, de Rodas, de Antioquía y de Seleucia habían llegado en abundancia las estatuas; y se conservaba el recuerdo de una opulenta matrona romana que envió graciosamente varias columnas de pórfido para cooperar al pensamiento del cesar cristiano.
Mapa antigua ciudad de Constantinopla
Este doble carácter de ciudad helenística y capital cristiana no lo perdió nunca Bizancio en toda la Edad Media; cuando los cruzados, en el siglo XIII, se apoderaron de Constantinopla, pudieron aún destruir el gigantesco Hércules en bronce de Lisipo que se conservaba en uno de los lados del Augústeo. En cambio, una cruz monumental, con gemas, se levantaba en medio del Foro, y la imagen del Buen Pastor parece que había sido adoptada para adornar las fuentes.

A un lado del Augústeo se levantaba el Senado, uno de los más bellos edificios de la capital; en otros dos, se elevaban por detrás de los pórticos las fachadas del Hipódromo y del Palacio Imperial; en el cuarto, en fin, se presentaba de lado la iglesia de la Divina Sabiduría o Santa Sofía, edificada primero por Constantino y reconstruida después con tanto esplendor por Justiniano. De todos los edificios del Augústeo, Santa Sofía es el único monumento que se ha conservado hasta nuestros días: el Senado y el Palacio Imperial han desaparecido sin dejar huella, y del Hipódromo no quedó, en la Constantinopla turca, más señal que la de su emplazamiento gracias al obelisco egipcio traído por Teodosio, con su base cubierta de esculturas. Durante toda la Edad Media se irguió en el centro de la espina. La superficie del Hipódromo forma hoy todavía la plaza del Al-Medián; sólo por él y por Santa Sofía se puede señalar el asiento de los demás edificios de este grupo monumental del centro de la ciudad de Bizancio, cuya posición conocemos por descripciones literarias.

La iniciativa de Constantino fue secundada por los ricos patricios, a los cuales podríamos llamar ya grandes feudatarios, que se trasladaron de Roma a Constantinopla, con sus bienes y familias. Como los nobles barones medievales, más vecinos a la realeza, y los cardenales del Renacimiento, algunos de los primeros magnates bizantinos tenían residencias magníficas que competían con las de la Corona. Una de ellas, de un tal Lausos, era de proporciones colosales: el grupo de su palacio y dependencias ocupaba un barrio entero al lado de la calle transversal de la Mese. Cuando alguno se resistía a expatriarse de la vieja capital, Constantino encontraba la manera más expedita para convencerlo. Probablemente no es auténtica, pero sí muy significativa, la anécdota de que Constantino envió a Persia a doce de sus más ricos generales con la excusa de una campaña; en tanto, hacía venir a Constantinopla sus familias y encargaba a sus arquitectos que reprodujeran en Bizancio los palacios que poseían en Roma, con el mismo número de puertas y ventanas.
Foro con los principales edificios  de Constantinopla
Todos los edificios constantinianos de la Nea-Roma han desaparecido. Hoy se cree, sin embargo, que la primitiva Santa Sofía era un templo de planta rectangular, una basílica cubierta de madera. Igualmente tenía forma basilical el Aula del Senado; es natural que se pensara en reproducir, aun embelleciéndola, la Curia del Senado en Roma, que era asimismo rectangular, con simplicísima ornamentación. En Bizancio, el Senado, que continuó funcionando hasta la toma de la ciudad por los turcos, era un puro fantasma: su autoridad se reducía a regular el protocolo y legitimar los cambios de dinastía que se consumaban en el Palacio, y para esto no hacía falta más que una sola gran sala de reuniones sin oficinas.

Acaso las únicas construcciones del siglo IV que se conservan en Bizancio son sus famosas cisternas, cuya disposición no ofrece precedentes en la arquitectura romana. El área del recipiente está dividida en un cuadriculado por medio de hileras de columnas paralelas, sobre las cuales se apoyan ingeniosas bóvedas esféricas, que en seguida sugieren los sistemas de cúpulas del Oriente y hasta de la lejana Persia. A veces las columnas, para levantar más la bóveda, sirven de apoyo a otra segunda serie de columnas que forman un nuevo piso; pero siempre las cubiertas son estos innumerables casquetes esféricos, contrarrestándose unos con otros.

Los capiteles de las columnas de las cisternas de Constantinopla, aunque sin decoración, tienen asimismo formas que quedarán típicas en el arte bizantino y no son las de los capiteles clásicos, utilizados por el arte romano: una pieza en forma de pirámide truncada, de base cuadrada, se interpone entre el capitel y el arco. Es el llamado pulvino, tan característico del arte bizantino, y que parece recordar un fragmento del arquitrabe de los órdenes griegos. No deja de ser, pues, indicio de un cambio de gustos el que las únicas construcciones que se conservan en Constantinopla de la época de su fundación muestren la originalidad de un nuevo estilo y no sigan para nada las tradiciones latinas.

Poco se puede añadir a la información más bien negativa que es posible encontrar en Constantinopla del carácter del arte áulico o imperial en Oriente en la fundación de la nueva capital. Los edificios de esta época construidos en Palestina por orden de Constantino eran de carácter ambiguo; el único conservado, la basílica de la Natividad en Belén, es análogo a las basflicas constantinianas de San Pedro y San Pablo en Roma, y por lo tanto, de planta y decoración exclusivamente romanas. Pero en otros monumentos, casos del Santo Sepulcro o la iglesia de la Ascensión, donde quizás los obispos no estaban tan sujetos a la inspección de los magistrados y arquitectos imperiales, los edificios tomaron carácter menos latino y más oriental, en fin, más cristiano. Lo mismo debió de ocurrir en Constantinopla. Es probable que allí los funcionarios imperiales continuaran sirviendo de freno para detener los progresos del nuevo estilo durante todo el siglo IV y parte del V, o sea desde el reinado de Constantino hasta el de Justiniano, en el cual se ve triunfar los métodos de construcción y los estilos de decoración que constituyen la esencia del arte bizantino.

Pero si los edificios del tiempo de Teodosio y de sus inmediatos sucesores mantuvieron, en conjunto, las tradiciones romanas, se observa en ellos que va disminuyendo la severidad latina en la disposición general de su planta y que la decoración es cada vez más orientalizada. Teodosio fue un gran constructor; se recuerdan sus iniciativas para facilitar la restauración de viejos monumentos y, sobre todo, para construir iglesias, tanto en Occidente como en las provincias orientales. De época teo-dosiana quedan en Constantinopla las ruinas del monasterio de Stoudion. Su iglesia, dedicada a San Juan Bautista, era de planta basilical, pero mucho más ancha que las basflicas latinas, de forma que constituía un espacio casi cuadrado que parece pedir que sea cubierto con cúpula.
Basilica de Santa Sofia de Constantinopla
Pero del tiempo de Teodosio quedan en Salónica dos iglesias: San Jorge y San Demetrio, basílica esta última semidestruida por un incendio en 1917 y después reedificada. Su cubierta es plana sin cúpula, y no tienen más bóvedas que las de los ábsides. Otra basílica cerca de Alejandría, consagrada durante el reinado de Arcadio, hijo de Teodosio, se pudo excavar debidamente, y sus ruinas revelan también una planta tradicional rectangular. Pero lo mismo en las basflicas de Salónica que en esta de Alejandría la decoración es bizantina, sin ambages ni remordimientos. En la de Alejandría y en las de Salónica, los capiteles tienen las hojas de acanto espinoso dobladas como si fueran agitadas por el viento. Este tipo de capitel es tan característico, que se le llama capitel teodosiano, y como sólo se empleó sistemáticamente durante los reinados de Teodosio y sus hijos, ha servido para datar algunos monumentos.

En la época de Teodosio y sus descendientes, los antepechos, los frisos y las orlas están esculpidos con tal abuso del trépano para crear huecos, que dan a la decoración aspecto de celosía taladrada; parece que ha de haber algo detrás. Es el estilo decorativo que trata de producir una ilusión de profundidad que no existe, como los acantos de los capiteles teodosianos quieren infundir una ilusión de movimiento y remolino que tampoco existen ni pueden existir.

Estas manifestaciones de un espíritu nuevo se corroboran, sobre todo, con la vestidura de mosaicos que cubren todas las superficies que admiten decoración en ei edificio. Placas de mármol jaspeado, cortadas sus venas diagonalmente, tratan de dar al edificio la impresión de que es etéreo, fluido, ligero. Los mosaicos de fondo de oro desmaterializan las paredes como si fueran nieblas tornasoladas.

FUENTE: http://www.historiadelarte.us/bizancio/constantinopla-la-nueva-roma.html

Decreto federalización ciudad de Paraná

Paraná, 24 de marzo de 1854.

El Vice Presidente de la Confederacion Argentina, ha acordado y—
DECRETA:

Art. 1°: Queda designada para Capital Provisoria de la Confederacion Argentina, la Ciudad del Paraná, Capital de la Provincia de Entre Ríos, en donde ha fijado su residencia el Gobierno Federal.

Art. 2°: Llenadas las prescripciones que requiere la Ley de 13 de diciembre dada por el Soberano Congreso Constituyente, declárase federalizada la Provincia de Entre Rios en toda su estension y sujeta á la jurisdiccion inmediata de la Legislatura Nacional y del Presidente de la Confederacion, en todos los ramos de su Administracion.

Art. 3°: Circúlese á todas las corporaciones, tribunales y gefes de las oficinas de dicha Provincia, para que se pongan á disposicion del Ministerio á que correspondan.

Art. 4°: Los Ministros por los Departamentos respectivos impartirán desde luego á dichas corporaciones, tribunales y oficinas las órdenes que demande el servicio público.

Art. 5°: El Ministro del Interior queda especialmente encargado de la ejecucion de este decreto que comunicará á quienes corresponda y dará al Registro Nacional.

CARRIL - José Benjamin Gorostiaga.

Decretos ENTECAP


- DECRETO 1156/87 (21/07/87) BO 21/09/87 CREACION DEL ENTE PARA LA CONSTRUCCION DE LA NUEVA CAPITAL (ENTECAP); ESTATUTO ORGANICO.

- DECRETO 1270/87 (06/08/87) BO 18/09/87 SUSPENDESE LA APLICACION DEL ARTICULO 5 DEL DECRETO 1156/87 .

- DECRETO 1476/87 (10/09/87) BO 18/09/87 SUSPENDESE LA APLICACION DEL ARTICULO 5 DEL DECRETO 1156/87.

- DECRETO 1589/87 (29/09/87) BO 07/10/87 PLAN GENERAL URBANISTICO AL QUE SE AJUSTARA EL DESARROLLO DEL TERRITORIO EN EL QUE TENDRA SU ASIENTO LA NUEVA CAPITAL.

- DECRETO 1874/87 (24/11/87) BO 01/12/87 MODIFICASE EL ESTATUTO APROBADO POR EL DECRETO 1156/87 PARA EL ENTE DE LA NUEVA CAPITAL; APRUEBASE EL PLAN DE ACCION Y PRESUPUESTO PARA EL EJERCICIO 1987.

- DECRETO 1894/87 (25/11/87) BO 08/07/88 MODIFICACION DEL ARTICULO 17 DEL ESTATUTO DEL ENTE PARA LA CONSTRUCCION DE LA NUEVA CAPITAL, APROBADO POR DECRETO 1156/87; REGIMEN DE CONTRATACIONES DEL ENTE PARA LA CONSTRUCCION DE LA NUEVA CAPITAL.

- DECRETO 201/88 (16/01/88) BO 29/03/88 MODIFICATORIO DEL DECRETO 1156/87.

- DECRETO 789/88 (29/06/88) BO 08/07/88 MODIFICACIONES AL REGIMEN DE CONTRATACIONES DEL ENTECAP APROBADO POR EL DECRETO 1894/87.

- DECRETO 1471/88 (18/10/88) BO 26/10/88 MODIFICASE EL ESTATUTO ORGANICO APROBADO POR EL DECRETO 1156/87.

- DECRETO 1256/89 (20/11/89) BO 22/11/89 (SUPLEMENTO) DISOLUCION DEL ENTECAP.

- DECRETO 1429/90 (26/07/90) BO 03/08/90 DEROGANSE LOS DECRETOS 1156/87, 1894/87, 789/88 Y 1471/88, A PARTIR DEL 31/08/90.

- DECRETO 332/93 (03/03/93) BO 09/03/93 MODIFICACION DEL DECRETO 201/88 (COMPOSICION DE LA COMISION NACIONAL PARA LA PROMOCION Y DESARROLLO DE LA REGION PATAGONICA).

Casas: La construcción del Centro Cívico es una decisión “muy fuerte en lo político, lo económico y lo arquitectónico”

06/05/2012 / Viedma.- (APP) El arquitecto y dirigente peronista Gustavo Casas confirmó que aceptará el ofrecimiento del gobernador Alberto Weretilneck de conducir la Unidad Ejecutora que llevará adelante el proyecto de construcción de un Centro Ministerial o Centro Cívico en esta capital. Destacó que “es un gran honor estar al frente de este nuevo ente”, recordando que esta decisión está en línea con la expresión del mandatario, en oportunidad del acto aniversario de la ciudad, que “Viedma fue, es y será la capital de los rionegrinos”. “Es una decisión muy fuerte en lo político, lo económico y lo arquitectónico, y si no lo abrazamos los viedmenses vamos a dejar pasar una oportunidad histórica”, consignó a la agencia APP.

Casas, exdefensor Interino del Pueblo, ratificó que el proyecto no va a ser “una fantasía”, sino que se hará a una escala posible.

Señaló que “esta es una oportunidad para Viedma, es un proyecto colectivo, todos juntos vamos a definir su localización, todos juntos vamos a diseñarlo, todos juntos vamos a encontrar el mecanismo económico local, regional, provincial, nacional e internacional para llevarlo a cabo”.


Indicó que el financiamiento se puede concretar a través de la figura del leasing y de los préstamos nacionales e internacionales.

Dijo a la agencia APP que “es un proyecto político y la arquitectura tiene que estar al servicio de ese proyecto”.

Adelantó que “tiene que ser un proyecto arquitectónico interesante, que haga también al proyecto turístico de la zona, tiene que haber algo que lo identifique frente a las demás provincias, que sea agradable para todos los que tienen que venir”.

Enfatizó que “si hay una posibilidad económica, hay que utilizarla bien” y por eso tendrá “los oídos abiertos” a las propuestas.

Indicó que más allá de la estética del Centro Cívico “debe influir en la calidad de vida, para que vengan sectores económicos a invertir en la región”.

“No es cuestión de metros cuadrados, sino de calidad de lo que vamos a hacer”, aseveró a la agencia APP.

Dijo además que “debe ser un hecho posible, no un elefante que no podamos empujar ninguno”.

Consideró que esta medida es como un antídoto sobre aquellas versiones de un desmedro del gobierno al carácter de capital de Viedma. (APP)


FUENTE:

El futuro Centro Cívico de Viedma y la especulación inmobiliaria

05/05/2012 | Viedma (APP).- La ciudad capital de la provincia es uno de los centros urbanos de Río Negro donde la especulación inmobiliaria ha soliviantado los valores de la tierra hasta niveles increíbles, tanto en el ejido urbano como en el área rural adyacente. Este fenómeno se viene produciendo desde hace un largo tiempo y uno de los factores desencadenantes ha sido la falta de tierras disponibles para incidir en el mercado, contribuyendo al aumento de la demanda y evitar la suba de los precios que no tienen nada que ver con la realidad del lugar.

Reflejo de esta situación se aprecia en el monto de los alquileres, de carácter prohibitivos para una gran mayoría de la población pertenecientes a los distintos matices de las clases medias y sectores populares que tampoco pueden acceder a líneas crediticias de entidades bancarias como sucedía hasta hace algunos años, ni a los planes de viviendas del IPPV, que tampoco se encuentran al alcance de vastos sectores de la población.

La única voz de la dirigencia política que intentó detener esta carrera sin fin fue el legislador Pedro Pesatti, hoy titular del bloque del FpV, que presentó un proyecto de ley proponiendo establecer que el valor máximo de los montos de los alquileres mensuales de oficinas, locales y viviendas oficiales, se determinara aplicando un porcentaje entre el 0.8 y 1.2 % fiscal del inmueble. Nunca tuvo sanción legislativa.

Como resulta obvio señalar, la continua irrupción del estado en el mercado como principal actor, ha consagrado un problema que resulta casi imposible superar, salvo una acción mancomunada entre el gobierno provincial y las autoridades municipales, que produzca un cambio de 180º grados en la coyuntura.-

No es aventurado afirmar que esta realidad que se comprueba todos los días, se inició a mediados de los años 80, coincidente con el anuncio del frustrado traslado de la capital federal a Viedma durante el gobierno del ex presidente Raúl Alfonsin, cuando inversionistas privados que contaban con información anticipada de esa importante decisión, se adelantaron y adquirieron a elevados precios artificiales distintos inmuebles, tanto en el caso céntrico de la ciudad como en su entorno rural, a precios absolutamente sobrevaluados.-

Esa marea impensada provocó la construcción de barrios y la ocupación de gran cantidad de terrenos de grandes dimensiones y, pese al cambio de gobierno en el orden nacional y la invalidación del proyecto traslado, las pautas y las consecuencias de una especulación desenfrenada ha caracterizado una situación que costara mucho revertir, una de cuyas manifestaciones mas dramáticas es la multiplicación de tomas impulsadas por vecinos sin recursos que invaden terrenos fiscales o de propiedad de privada.

Hay ahora preocupación por las expectativas que puede despertar la conformación de la Unidad Ejecutora para la ubicación del futuro Centro Cívico a construirse en Viedma y que concentrará a la mayoría de los edificios gubernamentales.

Será, sin dudas, una obra de proyecciones que potenciará a un determinado sector de la ciudad y en torno al cual comenzarán con la suficiente antelación las maniobras que ya tuvieron lugar aquí, cuando personajes bien informados adquirieron campos frente a la isla La Paloma –por ejemplo-, donde se había contemplado erigir aquella capital de la “marcha hacia el sur, el mar y el frío”.

En esa oportunidad, entre mediados de 1986, fecha del anuncio del traslado hasta la asunción del presidente Menem, el organismo de avanzada fue el ENTECAP como autoridad local del proyecto, cuyo accionar también despertó la furia inmobiliaria.

Ahora, se trata de prever y evitar que aquella historia, en alguna medida vuelva a repetirse. Es de esperar que con el trasfondo de la experiencia ya vivida, los estados nacional, provincial y municipal, tomen las medidas contra cualquier variante especulativa que signifique agravar la “burbuja inmobiliaria” que beneficia a muy pocos, y perjudica a la mayoría de la comunidad.

Inclusive se hace necesario unificar el discurso oficial sobre este tema para que la multiplicidad de declaraciones periodísticas y opiniones sin fundamento técnico facilite lo que se quiere impedir, y acreciente el actual diagnostico, por demás inquietante. (APP)

FUENTE:

El fin del Centralismo Portuario

El fin del Centralismo Portuario

Futura Capital y Transporte por Agua (2da Parte)

Futura Capital y Transporte por Agua (2da Parte)

Futura Capital y Transporte por Agua (1ra Parte)

Futura Capital y Transporte por Agua (1ra Parte)

El Traslado de la Capital en el Pensamiento Argentino (2da Parte)

El Traslado de la Capital en el Pensamiento Argentino (2da Parte)

El Traslado de la Capital en el Pensamiento Argentino (1ra Parte)

El Traslado de la Capital en el Pensamiento Argentino (1ra Parte)

La unidad a palos

La unidad a palos. Conflicto regional y los origenes del federalismo argentino

Historia de una decisión sin retorno

“Historia de una decisión sin retorno. El tratamiento de la Ley de Unificación de Impuestos Internos.”

Putrajaya: la nueva Capital de Malasia

Putrajaya es la capital administrativa de Malasia. Está situada a 70 kilómetros al sur de Kuala Lumpur. La ciudad fue fundada el 19 de octubre de 1995.


Junto con Ciberjaya forma un centro del proyecto "Supercorredor Multimedia", que fue impulsado por el anterior primer ministro Mahathir Mohamad.


Desde febrero del 2001 es el tercer territorio federal del país junto a Kuala Lumpur y Labuan.

Un tren de alta velocidad la conecta con Kuala Lumpur y el Aeropuerto Internacional de Kuala Lumpur.


El plan de urbanismo de Putrajaya se basa en el concepto de ciudad-jardín alrededor de un lago, cuyas orillas redondeadas albergan diferentes entidades administrativas del gobierno malayo. Esta moderna y tecnológica urbe incorpora elementos tradicionales de la arquitectura mogol, así como de la ornamentación islámica. Destacan el edificio de la Gran Mezquita y la residencia del primer ministro de tejado azulado. En sus cercanías se levanta el parque oval de Putra Perdana con sus bosques geométricos, así como la plaza Putra Place.



Canberra: la Capital de Australia


Canberra



Localización en Australia.

Coordenadas: 31°16′S, 149°07′O
País Australia
Estado Territorio de la Capital Australiana
Fundada s/d
Área
- Ciudad 805.6 km²
Altitud s/d msnm
Población
- Ciudad (est. 2006) 328.900
- Densidad 401,0 hab./km²
Zona horaria AEST (UTC+10)
Verano (DST) AEDT (UTC+11)

Canberra (también admitido en español Camberra) es la capital de Australia y sede del Territorio de la Capital Australiana con una población por encima de los 328.000 habitantes. Se localiza en la parte norte del Territorio de la Capital Australiana, 300 kilómetros al sudoeste de Sydney y 650 kilómetros al noreste de Melbourne. El lugar donde se encuentra Canberra fue seleccionado para la posición de la capital nacional en 1908 como un compromiso entre Sydney y Melbourne, las dos grandes ciudades. Es inusual entre las ciudades australianas, ya que fue construida desde cero, como una ciudad planeada. Después de una competición internacional para el diseño de la ciudad, fue seleccionado un proyecto realizado por el arquitecto Walter Burley Griffin de Chicago y la construcción comenzó en 1913. El diseño de la ciudad tuvo la influencia del movimiento "ciudad jardín" e incorpora en diferentes áreas vegetación natural, que llevaron a Canberra a obtener el título de "capital del arbusto". Aunque el crecimiento y desarrollo de Canberra fueran dificultados por las guerras mundiales y la Gran Depresión, surgió como una ciudad próspera después de la Segunda Guerra Mundial.

Como sede del gobierno de Australia, en Canberra se encuentran la Casa del Parlamento y la Corte Suprema de Australia, además de numerosas agencias y departamentos gubernamentales. También se encuentran varias instituciones sociales y culturales de importancia nacional. El gobierno federal contribuye con gran porcentaje del PBI y altas fuentes de trabajo. Canberra es un destino popular para turistas internos como también para extranjeros.


Historia

Histórica casa de Blundells, construida por el año 1860,[1] es uno de los pocos edificios que quedan construidos por los primeros pobladores europeos de CanberraAntes del establecimiento europeo, el área donde se encuentra Canberra era habitada por las tribus Ngunnawal y Walgalu. El Ngarigo vivió el sudeste Canberra, el Gundungurra al norte, el Yuin sobre la costa y el Wiradjuri al oeste. Pruebas arqueológicas de la región de Canberra sugieren la población humana desde hace 21.000 años. La palabra "Canberra" se dice que deriva de una palabra local de los Ngabri, una de los Ngunnawal, o alternativamente de la palabra Kambera que significa "lugar de encuentros" en el idioma Ngunnawal. El nombre Ngunnawal aparentemente fue usado para hacer referencia a los corroboree que servían de protección durante las migraciones estacionales de la población en los Bogong moths que se realizaban en la región cada primavera.

La exploración y conquista europea comenzó en Canberra a principio de la década de 1820. Llegaron cuatro expediciones entre 1820 y 1824. Los primeros poblados de blancos en la región datan del año 1824, cuando una granja o una estación fueron construidas donde hoy se encuentra la península Acton, por ganaderos contratados por Joshua John Moore. Moore compró formalmente las tierras en 1826, y les dio el nombre de Canberry. La población europea en la región de Canberra siguió aumentando a ritmo lento durante el siglo XIX. Entre ellos, se encontraba la familia Campbell de "Duntroon"; su imponente casa de piedras pertenece hoy al Royal Military College. Los Campbells fomentaron el establecimiento de granjeros escoceses para trabajar en sus tierras, como los Southwells de "Weetangera". Al tiempo que la población europea aumentaba, la indígena iba disminuyendo, principalmente por enfermedades como la viruela o el sarampión.


Apertura de la Casa del Parlamento en Mayo de 1927El cambio del distrito de Nueva Gales del Sur (NSW), de área rural a capital nacional comenzó con una serie de debates en torno al federalismo a finales del siglo XIX. Siguiendo una larga disputa, si Sydney o Melbourne debería ser la capital nacional, a una distancia no mayor de 100 millas de Sydney, siendo Melbourne capital temporalmente hasta que la nueva ciudad sea terminada. Canberra fue escogida como el sitio ideal en 1908, como resultado del estudio realizado por el gobierno, a través del agrimensor Charles Scrivener. El gobierno de Nueva Gales del Sur cedió tierras para la creación del Territorio de la Capital Australiana. En una competencia de diseño internacional conducida por el Departamento de Asuntos Exteriores, el 1 de enero de 1910, el diseño de Walter Burley Griffin fue elegido para la ciudad, y en 1913 Griffin fue seleccionado como Director de Diseño y Construcción de la Capital Federal, dando inicio a la construcción. El 12 de marzo de 1913, la ciudad recibe oficialmente el nombre de Canberra por la Señora Denman, esposa del Gobernador general Lord Thomas Denman en una ceremonia realizada en el Cerro Kurrajong, que desde ese momento paso a ser conocido como el Cerro Capital y en el se encuentra la Casa del Parlamento. "Canberra Day" es un feriado nacional que se celebra en la ciudad y en los alrededores del Territorio de la Capital Australiana en el tercer lunes de Marzo para conmemorar el aniversario de la fundación de Canberra.


Dos puntos de referencia de Canberra: la Casa del Parlamento y la antigua Casa del Parlamento (en primer plano). El lugar de la Commonwealth se encuentra junto al lago e incluye una demostración de banderas internacionalesEl gobierno federal fue transferido a Canberra el día 9 de mayo de 1927, con la apertura de la antigua Casa del Parlamento. El primer ministro, Stanley Bruce, días antes oficialmente tomó pose de la residencia en The Lodge. El desarrollo planeado para la ciudad disminuyó significativamente durante la gran depresión en la década de los 30 y durante la Segunda Guerra Mundial. Algunos proyectos planeados durante ese tiempo, como la creación de catedrales del culto católico y anglicano, no fueron nunca completados. El desarrollo de Camberra comenzó su recuperación después de la segunda guerra mundial, y desde entonces ha crecido más allá de las expectativas de los planificadores. Varios departamentos gubernamentales, junto a los empleados públicos, fueron transferidos de Melbourne a Camberra, una vez acabada la guerra. Complejos de viviendas fueron construidos para poder acomodar a la población, con una creciente población. Las partes norte y sur de la ciudad tuvieron su desarrollo por los años 1950, y el desarrollo urbano en los distritos de Woden Valley y Belconnen comenzó en la mitad y a finales de los 1960s, respectivamente. El Lago Burley Griffin fue terminado en 1963.

El 27 de enero de 1972 se estableció por primera vez la Carpa Aborigen en los alrededores del Parlamento; fue creado para llamar la atención sobre los derechos indígenas y cuestiones de la tierra y continuamente ha sido ocupado desde 1992. El 9 de mayo de 1988, una Casa del Parlamento más grande y permanente fue abierta en el Cerro Capital como parte de la celebración del bicentenario de Australia. En diciembre de 1988, el Territorio de la Capital Australiana obtuvo su autonomía después de un acto realizado en el Parlamento de la Commonwealth. Siguieron las primeras elecciones en febrero de 1989, donde se eligieron 17 miembros para la Asamblea Legislativa. El Partido Laborista formó el primer gobierno del Territorio Capital, liderado por la Primera ministra Rosemary Follett, que fue la primera mujer en liderar el gobierno australiano.

El 18 de enero de 2003, partes de Canberra fueron arrasadas por un gran incendio que mató a cuatro personas y destruyó 491 casas, además de destruir los principales telescopios y el taller de investigación del Observatorio Mount Stromlo de la Universidad Nacional de Australia.




NOTA: Publicado en Enciclopedia Wikimedia



Belmopan: la capital de Belice


País: Belice
Distrito: Distrito de Cayo


Ubicación: 17°55′05″N, 88°46′1″O
Altitud: 76 msnm
Superficie: n/d
Fundación: 1970
Población: 12,300 hab.
Densidad: n/d
Gentilicio: n/d
Alcalde: Simeón López


Belmopán (en inglés Belmopan) es la capital de Belice. Se localiza en la región central del país en el distrito de Cayo. Con una población estimada de 13.400 habitantes (2005), es la capital más pequeña del mundo. Está situada a 17° 15' N, 88° 46' W, y tiene una altitud de 76 metros sobre el nivel del mar. Belmopán se fundó y se convirtió en la capital beliceña en 1970 después de la gran destrucción que causó un huracán a la Ciudad de Belice (la antigua capital) en 1961. Belmopán es conocida como la Ciudad Jardín por la gran cantidad de vegetación que la decora y lo rodea. La carretera Hummingbird pasa por la capital y es una de las más pintorescas de toda América Central.



Historia


Después del Huracán Hattie, que desarrolló vientos de hasta 300 km/h, y después de la destrucción de aproximadamente el 75% de las viviendas y comercios en Ciudad de Belice, el gobierno de la época, en su manifiesto del año 1961, titulado "PUP para el progreso" (el PUP es el People's United Party), propuso la construcción de una capital nueva. Esta nueva capital estaría situada en un terreno mejor, no debía requerir ninguna expropiación costosa del terreno, e incluiría un área industrial. En 1962, un comité eligió el sitio ahora conocido como Belmopán, situado 82 kilómetros al oeste de la vieja capital. Belmopán está a 76 m sobre el nivel del mar, cerca del valle del río Belice, con una vista imponente de las colinas majestuosas del Mountain Pine Ridge. Se jacta de tener condiciones climáticas frescas durante la noche. En 1964, puesto que Belice seguía siendo una colonia (conocida como Honduras Británica), el primer ministro George Price condujo una delegación beliceña a Londres para recabar los fondos necesarios para financiar al nueva capital. Aunque no estaban preparados para comprometerse a financiar un proyecto tan grande, el gobierno británico mostró interés debido a la lógica de localizar el capital en tierra alta protegida de las mareas. Para animar a la comisión financiera del gobierno británico, el primer ministro Price y el gobierno del PUP invitaron a Anthony Greenwood, secretario de estado para la Commonwealth y las colonias a visitar Belice.

Uno de los elementos más significativos de esta visita fue la inauguración de un monumento en la milla 49 en la Western Highway. El monumento registra que Lord Greenwood dedicó el sitio para la nueva capital el 9 de octubre de 1965. De esta forma, se indicó que había un compromiso. El coste estimado inicial para construir esta nueva ciudad era de cuarenta millones de dólares de Belice (veinte millones de dólares de Estados Unidos). Sin embargo, sólo veinte millones de dólares de Belice (diez millones de dólares de Estados Unidos) estaban disponibles, pero el ímpetu no debía perderse. En 1967, comenzó el trabajo: la primera fase de la ciudad nueva fue terminada en 1970 con un coste de 24 millones de dólares de Belice (12 millones dólares de Estados Unidos). El nombre que se eligió para la nueva capital fue Belmopán, un acrónimo formado con el nombre del río Belice, el más importante del país, y su afluente el Mopán, que desemboca en el Belice cerca de la capital.

Entre 1970 y 2000 la administración de Belmopán fue manejada por la Reconstruction and Development Corporation (Corporación para la Reconstruction y el Desarrollo), conocida como "Recondev". A Recondev se le otorgó la concesión del suministro de energía a la ciudad y la autoridad para proporcionar, o hacer que fuera proporcionado, las funciones municipales necesarias para el funcionamiento de los negocios de la ciudad y la infraestructura.

Inicialmente, había cierta reticencia entre los gobiernos extranjeros para trasladar sus embajadas a Belmopán pues había una cierta duda acerca de si esta área interior se convertiría en la capital efectiva de Belice. En febrero de 2005, el gobierno de Estados Unidos tomó la iniciativa y comenzó a construir una embajada nueva de Estados Unidos en Belmopán, 43 años después de que fuera elegido como la nueva capital. Está previsto que la construcción de la embajada de Estados Unidos termine a finales de 2006.



Geografía


Belmopán se encuentra a 50 millas de distancia del Mar Caribe y a 76 metros (250 pies) sobre el nivel del mar, localizada cerca del valle del río Belice.



Educación




En la ciudad se ha instalado la Universidad de Belice, lo que sin duda hará aumentar la actividad comercial y la industria terciaria. Belmopán tiene un pequeño aeródromo y una escasa actividad industrial.

En la ciudad se encuentra también el Zoológico de Belice y cerca de ahí, el Parque Nacional Guanacaste.





Cultura




Composición étnica




Ésta es un área que necesita mucha asistencia a la hora de proyectar y promocionar las culturas de las diferentes etnias de las que se compone la población de Belmopán. Belmopán en sí, es una mezcla de etnias incluyendo criollos, garífunas, mestizos, mayas de Belice y más inmigrantes históricamente más recientes de los paises asiáticos como China y Taiwán.

Hay cinco zonas alrededor de Belmopán comprendiendo las siguientes:

Salvapan - población 3000 hab. - principalmente de origen centroamericano.
San Martín - población 1694 hab. - orígenes mixtos (criollos y mayas centroamericanos).
Las Flores - población 453 hab. - principalmente de origen centroamericano.
Maya Mopan - población 241 hab. - principalmente mayas ketchi/mopan.
Riviera - población desconocida - mezcla de centroamericanos inmigrantes y locales.

Eventos locales y regionales [editar]Algunos de los eventos más importantes de Belmopán incluye presentaciones de las Sociedad Coral de Belmopán, el Festival de las Artes para escolares y las Actividades del Día Nacional. El Consejo está buscando ayuda de la comunidad diplomática para financiar una restauración importante del Auditorio del Centro Cívico.

Los residentes en Belmopan apoyan entusiastamente a los equipos locales de baloncesto y fútbol. El equipo UB's "Black Jaguars" ha ganado dos campeonatos nacionales jugando fuera de Belmopánn. Comunidades cercanas como Roaring Creek, Camalote, Esperanza y Georgeville juegan un torneo de softball a comienzos de cada año.





Actividades sociales y comunitarias





El Consejo de la ciudad promueve Belmopan como "La Ciudad Jardín." Esto acentúa el ambiente físico de la ciudad con arbustos y árboles florecientes en abundancia y vistas escénicas en casi cada vuelta. Esto incluye estratégicamente colocadas las señales necesarias a la entrada de la ciudad que la hacen atractiva a los turistas. Las carreteras dentro de la ciudad y las zonas de negocios y entretenimiento serán brillantemente iluminadas. los parques y las zonas de recreo serán restaurados haciéndolos mejores a ojos de los residentes y los visitantes. El Consejo intenta entrar en una dinámica de privatización para el mantenimiento de parques, patios y zonas verdes, como modo de crear una mejor propiedad de los activos de la ciudad para sus residentes. Las áreas alrededor de las colinas serán desarrolladas como áreas escénicas. Habrá más provisiones para crear más bibliotecas, hospitales, centros de salud, clínicas dentales, etc. La seguridad es una prioridad para el Consejo de la Ciudad. Éste reconoce que la seguridad es vital para la confianza del inversor. Una iniciativa contra la prevención del crimen ha sido recientemente introducida por el Consejo con la cooperación del departamento de policía introduciendo un Programa Comunitario Especial de Policía. Es la actual política del Consejo que todos los esfuerzos deben ser orientados a la continuación de las oraganizaciones sociales tales como el Club de Leones, el Escultismo, la Rotary International y las ONGs así como los residentes de Belmopán.


Economía




Comercio



Actualmente, Belmopán tiene aproximadamente 200 establecimientos comerciales, que van desde tiendas de alimentos, hasta venta de muebles, aparatos domésticos, restaurantes y hoteles. El último censo de 1997 revela la presencia de 373 negocios.

Ya que la Universidad de Belice se reubicó en Belmopán, se espera que su actividad comercial experimente un amplio incremento en los sectores mencionados y en particular en las industrias de servicio y de compra de bienes. Una terminal de autobús y un mercado fueron construidos en 2003.





Industria




De acuerdo a la regulación de zonas, Belmopán ha separado 81 hectáreas de terreno y cerca de 4.000 m² en parcelas dentro de los límites de la ciudad. Mientras que la actividad industrial es mínima para 2007, el consejo ha arrancado un esquema para atraer inversión local y foránea a la ciudad. Los planes incluyen el crear un parque industrial de 40 hectáreas cerca del aeropuerto municipal (que consta de una franja pavimentada sin torre de control ni hangares). Los fondos necesarios para la infraestructura (caminos, luces y agua) pueden ser justificables hasta que las industrias hayan aceptado los incentivos de la Inversión del Consejo.





Gobierno




Desde sus inicios, Belmopán estaba gobernado por una corporación llamada por sus siglas en inglés RECONDEV (Reconstruction and Development Corporation o Corporación para la Reconstrucción y el Desarrollo)

Los residentes de Belmopán votaron en un referéndum hecho en 1999 para cambiar a elecciones directas la forma de gobierno. En el año 2000, Belmopán fue reconocida como ciudad y tuvo sus primeras elecciones al Consejo de la Ciudad. Anthony Chanona del People's United Party fue elegido primer alcalde de la ciudad y reelegido en 2003. Más tarde el UDP ganó las elecciones de 2006 y el actual alcalde de Belmopán es Simeón López.




NOTA: Publicado en Enciclopedia Wikipedia

http://es.wikipedia.org/wiki/Belmop%C3%A1n

Ciudad Jardin


El movimiento de las ciudades jardín fue fundado por Sir Ebenezer Howard (1850-1928). Sus conceptos sociológicos y urbanísticos se contienen en el libro Ciudades Jardín del mañana, cuya versión corregida y completa apareció en 1902.

Una ciudad jardín es un centro urbano diseñado para una vida saludable y de trabajo; tendrá un tamaño que haga posible una vida social a plenitud, no debe ser muy grande, su crecimiento será controlado y habrá un límite de población. Estará rodeada por un cinturón vegetal y comunidades rurales en proporción de 3 a 1 respecto a la superficie urbanizada. El conjunto, especialmente el suelo, será de propiedad pública, o deberá ser poseído en forma asociada por la comunidad, con el fin de evitar la especulación con terrenos.

La Garden City Association promovió la fundación de la primea ciudad jardín en Letchworth, a 55 km al norte de Londres, en un terreno de poco más de 1860 ha y para una población de 33.000 habitantes. Otro proyecto de ciudad jardín se inició en 1919, en Welwyn Garden City, cercana a otra ciudad llamada simplemente Welwyn, al norte de Londres, en 1970 su población era de aproximadamente 45.000 habitantes. En ambos casos, la mayoría de los residentes trabaja en los centros industriales de la localidad, el resto, en lugares que no distan los 15 km. Se trata de ciudades integrales, no ciudades dormitorio.

CIUDAD JARDIN MALAGA

Ciudad Jardín es un barrio relativamente joven, ya que su origen como tal se fija cuando está muy avanzado el primer tercio del pasado siglo XX. Las obras iniciales de las primeras casas que lo formarían dieron comienzo en 1925, a raíz de una ley de 1911 que fue modificada en 1921 y que se llamó "Ley de Casas Baratas".

Muy anteriormente a estas fechas tuvo lugar un acontecimiento que tendría una gran repercusión en el desarrollo de Málaga y que ha llegado a caer en el más profundo de los olvidos. Me refiero a la construcción del Acueducto de San Telmo. Fue construido en el último cuarto del siglo XVIII. A él he dedicado un apartado importante en este sitio. Merece la pena echar una ojeada a su historia.

Historia de Ciudad Jardín El origen de Ciudad Jardín como barrio se remonta al primer tercio del pasado siglo XX. Aquí se exponen, en orden cronológico, algunos hechos, lugares y fechas que de un modo u otro son la breve historia de esta zona malagueña.

En el año 1911 se promulga una ley llamada ley de casas baratas que es posteriormente modificada en 1921, convirtiéndose en el primer intento de solucionar el acuciante problema de la vivienda popular, es decir, el ordenamiento para la construcción de barriadas económicas, diseñadas en teoría como ciudades satélites autónomas en lo referente a sus propios servicios colectivos, con unas garantías higiénicas mínimas y siempre buscando la proximidad a las grandes arterias de comunicación o a los grandes centros de trabajo.

De Wikipedia, la enciclopedia libre

Obtenido de "http://es.wikipedia.org/wiki/Ciudad_Jard%C3%ADn"

Creacion de nuevas Capitales en la mitad del Siglo XX

Tres nuevos complejos citadinos de importancia personifican los ejemplos más sobresalientes del idioma moderno que se usó para dar forma a las identidades nacionales que surgían. Ellos son el plan y diseño para Chandigarh, India (1951-65), de Le Corbusier; el Plan Piloto para Brasilia, Brasil (1957), de Lucio Costa, junto con los diseños para los edificios públicos de Brasilia de Oscar Niemeyer; y el Complejo del Capitolio en Dhaka, Bangladesh (1962-71), de Louis Kahn. Su planeación y arquitectura hablan claramente del simbolismo al que buscaban referirse los gobiernos periféricos —un lenguaje del progreso tecnológico y cultural, aliado de la modernización y la occidentalización— que en algunos casos condujo a la contratación de reconocidos arquitectos norteamericanos y europeos para diseñar tan importantes edificios públicos y lugares en las naciones no occidentales.

Chandigarh, proclamada la nueva capital del estado del Punjab, fue ideada como un símbolo de la India poscolonial e independiente. El plan y diseño de Le Corbusier para los edificios principales de Chandigarh situaban el complejo del capitolio a cierta distancia del resto de la ciudad y lo elevaban para recalcar su posición como "cabecera" de la ciudad, visible y accesible mediante un largo conductor axial. Al concebir el agrupamiento de los edificios principales dentro de esta organización que nos recuerda la ciudadela —el Secretariado, el Edificio de la Asamblea, la Corte Suprema y el Palacio del Gobernador, que no fue construido— Le Corbusier diseñó una serie de relaciones políticas y de composición arquitectónica.


El diseño de Louis I. Kahn para Sher-e-Bangla Nagar, el Edificio de la Asamblea Nacional a las afueras de la ciudad de Dhaka, Bangladesh, fue comenzado en 1962 como la capital legislativa de Pakistán del Este. Después de haber visitado Chandigarh, Kahn reconoció la importancia y la belleza de su arquitectura, pero dirigió sus diseños para Dhaka hacia otra dirección. Armonizó los edificios dentro de una composición única e interconectada más que en una serie de elementos discretos como respuesta a las fallas que percibía en el conjunto ideado por Le Corbusier.11 En su intento por darle definición y coherencia a los componentes, Kahn elaboró un diseño que ensamblaba escuelas, bibliotecas, viviendas y otros elementos que rodeaban al edificio central y la mezquita. El significado y el propósito funcional de estos elementos era de suma importancia para Kahn. En el caso de la Asamblea, se abocó a enfatizar, a través de su arquitectura, la interpretación de la reunión con propósitos legislativos como una actividad ilustrativa y trascendente. Al respecto, comentó: "lo que estoy tratando de hacer es establecer una convicción que proviene de una filosofía y que puedo entregarle a Pakistán, de manera que la razón de todas sus actividades siempre pueda ser remitida a tal filosofía".


La creación de la ciudad de Brasilia, encabezada por el Presidente Juscelino Kubitschek con el fin de iniciar su rápido desarrollo, difundir la modernización en Brasil y contribuir a la identidad nacional, representa un caso importante en el que la presencia de los arquitectos extranjeros no fue solicitada. En lugar de ello, el plano de la ciudad fue creado por Lucio Costa, ganador de un concurso nacional en 1957, y los edificios fueron diseñados por Oscar Niemeyer. El plan cruciforme de Costa evocaba la imagen de la lucha que implicaba la idea del progreso acelerado. La escala monumental y el gran distanciamiento entre los diferentes sectores estaban organizados alrededor de un sistema de transporte fundamentalmente automovilístico que, a su vez, representaba la inquietud por la mecanización y el progreso tecnológico. Al igual que en Chandigarh, los conjuntos residenciales fueron ubicados a distancia del centro de la ciudad pero, por sus características, quedaban aún más distanciados debido a que los planificadores y arquitectos de Brasilia intentaban promover una organización social sin jerarquías en la que las viviendas, idénticas en forma y disposición, reflejaran el mismo tratamiento para los burócratas de los estratos altos, medios y bajos. Como sucedió con Le Corbusier en Chandigarh, los diseños de Oscar Niemeyer para los edificios del Complejo del Capitolio, que también se ubican alrededor de una gran plaza abierta, otorgan un punto focal para Brasilia, y representan no sólo una clara jerarquía arquitectónica sino la presencia simbólica del gobierno dominando el panorama. Los diseños curvilíneos y bruñidos, característicos del modernismo insistente de Niemeyer, cristalizaron las aspiraciones nacionalistas de Kubitschek por el progreso y la mecanización de un país relativamente no industrializado, y contribuyeron a conformar su visión de Brasilia como "el despertar de un nuevo día para Brasil".

El análisis de estos edificios y complejos civiles tan relevantes muestra la aplicación de ideas a priori, alejadas de las tradiciones y contextos locales, que tenían sus creadores sobre la planeación y la arquitectura. El análisis también revela la manera en que estos sistemas de organización urbana y sus edificios funcionan en relación con los patrones de vida de la región. En contraposición al heroísmo de estos planes para los edificios modernos y ciudades grandiosas al estilo internacional, el Complejo del Nuevo Parlamento de Sri Jayawordenepura, Kotte, Sri Lanka (1982), diseñado por Geoffrey Bawa, muestra un compromiso mayor con las influencias locales en relación con el clima, los idiomas arquitectónicos regionales en oposición a los estilos internacionales o "de arquitectos renombrados", así como con las realidades del funcionamiento de la urbe.

Oscar Niemeyer

Primeros años
Oscar Niemeyer nació en la ciudad de Río de Janeiro en 1907, en el barrio de Laranjeiras, en una calle que después recibiría el nombre de su abuelo, Ribeiro de Almeida. Pasó su juventud como el típico carioca bohemio de la época, sin preocupaciones por su futuro. Concluyó la educación secundaria a los 21 años. Ese mismo año, se casó con Annita Baldo, hija de inmigrantes italianos de Pauda. El matrimonio le dio sentido de responsabilidad, decidió trabajar e ingresar a la universidad.

Comenzó a trabajar en el taller de tipografía de su padre y entró en la Escuela de Bellas Artes (Brasil), de donde se graduó como ingeniero arquitecto en 1934. A pesar de las dificultades financieras por las que estaba atravesando, decidió trabajar gratis en el estudio del arquitecto Lúcio Costa y Carlos Leão. Niemeyer se sentía insatisfecho con la arquitectura existente en la ciudad y decidió que podía encontrar una carrera en ese nicho.

En 1945, ya como un arquitecto de cierta reputación, se unió al Partido Comunista de Brasil. Niemeyer era sólo un muchacho en la época de la Revolución Rusa de 1917, y por motivo de la Segunda Guerra Mundial se convirtió en un joven idealista. Fue un comunista muy entusiasta, actitud que le costaría caro más tarde en su vida. Fidel Castro una vez dijo: "Niemeyer y yo somos los últimos comunistas de este planeta." El visitó la URSS, conoció varios líderes socialistas y se convirtió en amigo personal de algunos de ellos.


Inicios de su carrera

En 1940 conoció al alcalde de la ciudad de Belo Horizonte,Juscelino Kubitschek quien le invitó a proyectar una iglesia y un casino a orillas del Lago de Pampulha. La novedad de las líneas de esa pequeña iglesia construida en homenaje a San Francisco le dio fama en todo el país. En su interior está decorada con azulejos y frescos pintados por Cándido Portinari. Iglesia 3D en Google Earth. El casino fue transformado años después en el Museo de Pampulha, dedicado a la difusión del arte contemporáneo.

Oscar Niemeyer participó también con Le Corbusier en la elaboración del proyecto del edificio principal de las Naciones Unidas en Nueva York en 1952.


Brasilia
En 1956 el urbanista Lúcio Costa vence el concurso de proyectos para escoger la nueva ciudad capital en el centro del país, que sería Brasilia, y por iniciativa del presidente Kubitschek, Oscar Niemeyer es convidado a trabajar en el proyecto de la nueva capital. Niemeyer queda a cargo de los proyectos de los edificios y Lúcio Costa del plan de la ciudad y toda la parte urbanística.

En pocos meses, Niemeyer diseña decenas de edificios residenciales, comerciales y administrativos. Entre ellos la residencia del Presidente (Palácio da Alvorada); el Congreso Nacional (la Cámara de los Diputados y el Senado Federal); la Catedral de Brasília; el Palacio de Itamaraty, sede de la cancillería; la sede del Supremo Tribunal Federal; los edificios de los ministerios, y la sede del gobierno, el Palacio del Planalto. La catedral es considerada especialmente bella, con diversos simbolismos modernos.

Brasilia fue diseñada, construida e inaugurada durante el plazo de un mandato presidencial, cuatro años. La nueva capital fue oficialmente inaugurada el 21 de abril de 1960. En 1962, Niemeyer recibió el encargo de organizar la Facultad de Arquitectura en la recién creada Universidad de Brasilia (UnB). En 1963 es nombrado miembro honorario del Instituto Americano de Arquitectos de los Estados Unidos, y en el mismo año gana el premio soviético de la paz

En 1964 viaja a Israel por motivos de trabajo y en su regreso encuentra un Brasil completamente diferente. En marzo es presidente João Goulart, que asumió el poder después de la renuncia del presidente electo, Jânio Quadros, quien fue derrocado por un golpe militar.


Exilio y proyectos en ultramar
Durante la dictadura militar de Brasil su oficina fue invadida de sorpresa, sus proyectos comienzan a ser misteriosamente rechazados y pierde su clientela. En 1965, doscientos profesores, entre ellos Niemeyer, renuncian de la Universidad de Brasilia, en protesta contra la política universitaria. En ese mismo año viaja a Francia, por una exposición sobre su obra en el Museo de Louvre. El Ministro de Aeronáutica de la época dijo que "el lugar para un arquitecto comunista es Moscú". Niemeyer se vió obligado a exilarse en Europa en 1966, y escogió vivir en París.


En Europa inicia una nueva fase de su vida y obra. Abre una oficina en los Campos Elíseos, y consigue clientes en diversos países. En Argelia diseña la Universidad de Constantina y en 1970, la mezquita de Argel. En Francia crea la sede del Partido Comunista Francés ([1]), el Place du Colonel Fabien, y en Italia la sede de la Editora Mondadori. En Portugal realiza una obra en la ciudad de Funchal, el Pestana Casino Park. Otro diseño sobresaliente es la Mezquita Estatal de Penang en George Town, la capital del estado de Penang, Malasia, realizada en los años setenta.


Fundacion Oscar Niemeyer

En Brasil hay una diversidad de fuentes de información sobre Niemeyer. Fundacion Oscar Niemeyer, creada en 1988, es un centro de información e investigación orientado para la reflexión y difusión de la arquitectura, urbanismo, diseño y artes plásticas, y para la valoración y preservación de la memoria y del patrimonio arquitectónico moderno de Brasil.


Años ochenta a la actualidad

Después del final de la dictadura en los años ochenta, Niemeyer vuelve a Brasil. El mismo define esta época como el inicio de la última fase de su vida. En este período Niemeyer hizo el Memorial JK, en Brasilia (1980), el edificio-sede de la Red de Televisión Manchete (1983), los CIEPs (centros integrados de educación pública) y los sambódromos de las ciudades de Río de Janeiro (1984) y de São Paulo (1991), el Panteón de la Patria, en Brasília (1985) y el Memorial de América Latina (1987), en São Paulo. Este último tiene una bella escultura representando una mano herida como un Cristo, de cuya llaga sangra América Latina.

En 1989 se le concedió el Premio Príncipe de Asturias de las Artes.

Entre 1991 y 1996 realizó lo que muchos consideran su obra prima, el Museo de Arte Contemporânea de Niterói (MAC). Es un museo en un lugar improbable, con una forma bella y original, una escultura que se proyecta sobre la piedra, dando una linda visión de la Bahía de Guanabara y de la ciudad de Río de Janeiro.

El 22 de noviembre de 2002 fue inagurado el complejo que abriga el Museo Oscar Niemeyer, en la ciudad de Curitiba, Paraná, en la región sur de Brasil. Esta obra es un anexo al museo original diseñado por el mismo Niemeyer


El 15 de diciembre de 2006, con casi 50 años de atraso, fue inaugurado el Museo Nacional Honestino Guimarães y la Biblioteca Nacional Leonel de Moura Brizola, que forman juntos, el mayor centro cultural de Brasil, denominado Complejo Cultural de la República, ubicado en la Esplanada de los Ministerios en Brasilia. La inauguración fue programada para coincidir con el aniversario 99 de Oscar Niemeyer.

En abril del 2007 se inaugura el Teatro Popular Oscar Niemeyer de Niterói en Río de Janeiro, obra dedicada a Brasil simbolizado con los colores verde, amarillo, azul y blanco.


Nuevos proyectos

Actualmente el arquitecto está desarollando en España su más grande proyecto en Europa. Como agradecimiento a su condecoración por la Fundación Príncipe de Asturias, Oscar Niemeyer ha cedido a esta institución un proyecto para el Museo Internacional de los premios Príncipe, que se ubicará en Avilés, en el Principado de Asturias. Centro Cultural Internacional Óscar Niemeyer (o también Centro Niemeyer), complejo de estética provocadora, es un resumen de la mejor aquitectura del brasileño y ha sido descrito por éste como “una gran plaza abierta a todos los hombres y mujeres del mundo, un gran palco de teatro sobre la ría y la ciudad vieja”.

También estaba planificando un balneario para Potsdam, en Alemania, previsto para 2007, pero las obras fueron canceladas antes de su inicio debido a sus dimensiones faraónicas. Ya fue invitado a diseñar un estadio con motivo de la Copa Mundial de Fútbol de 2014 que será organizado por Brasil.

Niemeyer cumplió 100 años en 2007, todavía está activo, perfectamente lúcido, e involucrado en diversos proyectos, principalmente esculturas y ajustes de algunas de sus obras antiguas, que están protegidas como patrimonio nacional o internacional, y por lo tanto, sólo pueden ser modificadas con la autorización de Niemeyer. Como motivo de su centenario, Vladimir Putin, a nombre del gobierno ruso, le confirió la condecoración de la Orden de la Amistad.


Honores y reconocimientos
* Premio Lenin de la Paz, Gobierno de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, 1963.
* Miembro honorario del Instituto Americano de Arquitectos de los Estados Unidos, 1963.
* Miembro honorario de la Academia Americana de Artes y Letras y del Instituto Nacional de Artes y Letras, 1964.
* Premio Pritzker de Arquitectura, de los Estados Unidos, 1987.
* Premio Príncipe de Asturias de las Artes, de España, 1989.
* Caballero Comendador de la Orden de San Gregorio Magno, Vaticano, 1990
* Título de Doctor Honoris Causa de la Universidad de São Paulo, 1995.
* Título de Doctor Honoris Causa de la Universidad de Minas Gerais, 1995.
* Premio León de Oro de la Bienal de Venecia, VI Muestra Internacional de Arquitectura, 1996.
* Royal Gold Medal do Royal Institute of British Architects, 1998.
* Medalla de la Orden de Solidaridad del Consejo de Estado de la República de Cuba, 2001.
* Medalla al Mérito Darcy Ribeiro del Consejo Estatal de Educación del Estado de Río de Janeiro, 2001.
* Premio UNESCO 2001, en la categoría Cultura, 2001.
* Título de Gran Oficial de la Orden del Mérito Docente y Cultural Gabriela Mistral, del Ministerio de Educación de Chile, 2001.
* Título de Arquitecto del Siglo XX, del Consejo Superior del Instituto de Arquitectos de Brasil, 2001
* Medalla y título de Comendador de la Orden Nacional de la Legion de Honor, Gobierno de Francia, 2007.
* Medalla de la Orden de la Amistad, Gobierno de Rusia, 2007.
* Premio ALBA de las Artes, Gobierno de Venezuela, 2008
Fuente

Novacap

Após tramitação relativamente rápida, o Congresso Nacional aprovou a Lei número 2.874, sancionada pelo Presidente Juscelino Kubitschek, numa quarta-feira, 19 de setembro de 1956.

Em seu artigo primeiro a lei determinava: "A Capital Federal do Brasil, a que se refere o art. 4° do Ato das Disposições Transitórias da Constituição de 18 de setembro de 1946, será localizada na região do Planalto Central, para esse fim escolhida."

O artigo 2° autorizava o Poder Executivo a tomar inúmeras providências para acelerar a construção da nova cidade, inclusive, a de constituir uma sociedade que se denominaria Companhia Urbanizadora da Nova Capital do Brasil.

O artigo 3° da Lei n° 2 874 determinava as atribuições da Companhia:

1° – planejamento e execução do serviço de localização, urbanização e construção da futura Capital, diretamente ou através de órgãos da administração federal, estadual e municipal ou de empresas idôneas com as quais contratar;

2° – execução, permuta, alienação, locação e arrendamento de imóveis na área do Distrito Federal ou em qualquer ponto do Território Nacional, pertinentes aos fins previstos nesta lei;

3° – execução, mediante concessão, de obras e serviços da competência federal, estadual e municipal, relacionados com a nova Capital;

4° - prática de todos os mais atos concernentes aos objetivos sociais previstos nos Estatutos ou autorizados pelo Conselho de Administração.

O artigo 9° fixava em quinhentos milhões de cruzeiros o capital da Companhia. O artigo 10 determinava que a União subscreveria a totalidade do capital da sociedade, podendo, entretanto, as ações da Companhia serem adquiridas, com autorização do Presidente da República, por pessoa jurídica de direito público interno, a que, entretanto, não poderia aliená-las senão à própria União, assegurando-se a esta, de qualquer modo, o mínimo de 51% do capital social.

O artigo 12 fixava as normas de administração da Companhia: seria administrada e fiscalizada por um CONSELHO DE ADMINISTRAÇÃO, uma DIRETORIA e um CONSELHO FISCAL. O Conselho teria seis membros; a Diretoria, quatro; o Conselho Fiscal, três membros efetivos e três suplentes. Um terço dos membros do Conselho, da Diretoria e do Conselho Fiscal seria escolhido em lista tríplice de nomes indicados pelo Diretório Nacional do maior partido político que integrasse a corrente da oposição no Congresso Nacional.

No dia 20 de setembro de 1956 foi nomeado pelo Presidente da República, para representar a União nos atos constitutivos da Companhia Urbanizadora da Nova Capital do Brasil, o então Consultor- Geral da República, Dr. Antônio Gonçalves de Oliveira.

Durante dois dias, o Dr. Gonçalves de Oliveira se dedicou a fundo à elaboração dos Estatutos da Companhia e, a 22 de setembro, foi constituída a NOVACAP, em ato solene, cuja ata histórica reproduziremos em parte:

"Aos vinte e dois dias do mês de setembro de mil, novecentos e cinqüenta e seis, às 10 horas, na sede da Comissão de Planejamento da Construção e da Mudança da Capital Federal, realizou-se a presente reunião, em caráter público, para constituição da Companhia Urbanizadora da Nova Capital do Brasil. Presentes se encontravam o senhor Dr. Antônio Gonçalves de Oliveira, Consultor-Geral da República, designado para representar a União, e os senhores Drs. Ernesto Silva, Raul Pena Firme, Ivo de Araújo Familiar, Claro Augusto de Godói e Marcelo Cavalcanti de Albuquerque, além de parlamentares, jornalistas, elementos da indústria e do comércio, etc. Por sugestão do representante da União, foi aclamado para dirigir os trabalhos o Dr. Ernesto Silva. Agradecendo inicialmente honrosa investidura que lhe foi conferida, da Presidência da reunião, o Dr. Ernesto Silva explanou os motivos dela, fazendo, ainda, breve histórico dos esforços desenvolvidos, durante os últimos sessenta anos, para tornar efetiva a interiorização da Capital do Brasil, problema secular defendido pelos grandes estudiosos dos assuntos fundamentais do País".

Após as palavras iniciais, foi lido o Laudo de Avaliação dos bens, das Comissões anteriores e apresentado o projeto de Estatuto da Companhia, ambos aprovados pelo representante da União e transcritos em ata.

No dia 24, o Presidente Juscelino Kubitschek, através dos Decretos n° 40.016 e 40.017, respectivamente, extinguia a Comissão de Planejamento da Construção e da Mudança da Capital e aprovava os Estatutos da NOVACAP. No mesmo dia foram nomeados os três primeiros membros da Diretoria: Israel Pinheiro, Presidente, Ernesto Silva e Bernardo Sayão Carvalho Araújo, diretores. Faltava apenas um membro, que seria escolhido de uma lista tríplice a ser enviada pelo Diretório Nacional da UDN, maior partido político que integrava a oposição.

A UDN indicou três nomes: Café Filho, Jales Machado e Iris Meinberg. Após a indicação começou o drama da escolha.

De saída era impossível escolher o nome de Café Filho, justamente aquele que estava na crista da trama que visava a impedir a posse do Presidente Kubitschek. O Deputado Jales Machado, da UDN de Goiás, era inimigo ferrenho do pessedista Pedro Ludovico e este foi ao Presidente para considerar uma questão de honra o veto ao nome daquele parlamentar. O Deputado Iris Meinberg mereceu a escolha do Presidente.

O Conselho de Administração da NOVACAP foi constituído dos seguintes membros: Alexandre Barbosa Lima Sobrinho, Ernesto Dorneles, Oscar Fontoura, Bayard Lucas de Lima, Epílogo de Campos e Adroaldo Junqueira Ayres, os dois últimos representantes da oposição.

Para o Conselho Fiscal, o Governo nomeou Hebert Moses e Mauro Borges Teixeira, sendo a oposição representada por Luiz Mendes Ribeiro Gonçalves.

Constituída a NOVACAP, nomeados seus diretores e conselheiros, iniciava-se a mais poderosa concentração de esforços de que já se teve notícia no Brasil.

A dois de outubro de 1956, às 7h45min, deixa o Aeroporto de Santos Dumont, em avião da FAB, o Presidente Juscelino Kubitschek, acompanhado do Ministro Henrique Lott, do General Nelson de Mello,Israel Pinheiro, Antônio Balbino, Régis Bitencourt, Oscar Niemeyer, Brigadeiro Araripe Machado e outras pessoas. Eu, na realidade, era a única pessoa que conhecia todos os segredos da região e os trabalhos já elaborados. Munido de vários mapas e relatórios, explicamos ao Presidente e à comitiva os trabalhos realizados, indicando ao Brigadeiro Araripe os locais previstos por Belcher para a construção de aeroportos.

A descida se deu às 11:45 no campo de pouso provisório, onde nos aguardavam o Governador de Goiás, José Ludovico de Almeida, Bernardo Sayão e Altamiro Pacheco. Logo após o desembarque, sobrevoamos o local, com o Brigadeiro Araripe, para fixarmos o local onde se iria construir imediatamente o primeiro aeroporto.

"De todos os presentes, o General Teixeira Lott era o que se mostrava mais desconcertado. Sentiu-se preso de um sentimento, misto de curiosidade e descrença. Distanciando-se dos presentes, deixou-se ficar à beira da pista, observando a paisagem selvagem. Ao me aproximar dele, não se conteve e perguntou: "O senhor vai mesmo constuir Brasília, Presidente?"Respondi de forma a dissipar, no seu espírito, qualquer resquício de dúvida: "Não só vou construí-la, general, mas irei transmitir a faixa presidencial ao meu sucessor com o governo já instalado aqui."( Juscelino Kubitschek, "Por que construí Brasília", 1975)

Mais tarde, o Presidente e nós todos fomos até o Cruzeiro e depois para a Fazenda do Gama onde, em companhia da família que ali residia, tomamos um cafezinho cercados de leitões e galinhas.

A alegria nos invadia a alma: uma nova Capital seria construída para o Brasil, partindo do NADA, do absolutamente NADA.

Os dirigentes da NOVACAP aceitaram o desafio de em três anos entregar ao Brasil uma cidade moderna, para orgulho dos brasileiros e admiração de todo o mundo.

Nesse dia dois de outubro, durante a visita ao Planalto, o Presidente escreveu no LIVRO DE OURO DE BRASÍLIA:

"Parecendo um sonho, a construção de Brasília é obra realista. Com ela realizamos um programa antigo: o dos constituintes de 1891.

"É um ideal histórico: o dos bandeirantes dos séculos XVII e XVIII".

" Do ponto de vista econômico, Brasília resolverá situações já esgotadas, para maior equilíbrio, melhor circulação e mais perfeita comunicação entre o litoral e o interior, entre norte e o sul.

"Politicamente, Brasília significa a instalação do Governo Federal no coração mesmo da nacionalidade, permitindo aos homens de Estado uma visão mais ampla do Brasil como um todo e a solução dos problemas nacionais com independência, serenidade e paz interior.

"Na primeira História do Brasil, que se escreveu, a de Frei Vicente do Salvador, nos primórdios do século XVII, já observava o seu autor que a colonização se fazia como a de caranguejos, agarrados ao litoral. Euclides da Cunha acrescentava profeticamente, no limiar do século XX, que o drama político e sociológico do Brasil continuaria a ser a separação, com disparidade de estilos de vida, entre o litoral e o interior, como se fôssemos duas nações dentro de uma mesma nação.

"Deste Planalto Central, desta solidão que em breve se transformará em cérebro das mais altas decisões nacionais, lanço os olhos mais uma vez sobre o amanhã de meu País e antevejo esta alvorada, com uma fé inquebrantável e uma confiança sem limites no seu grande destino."

Neste mesmo dia, em pleno sertão, o Presidente assina seu primeiro decreto na região de Brasília, datado de 2 de outubro de 1956, nomeando Ministro da Agricultura o Senhor Mário Meneghetti.

À noite, regressávamos ao Rio de Janeiro.

A sorte estava lançada. Começara o grande, a estuante, a patriótica, a incomensurável batalha, cuja vitória estava marcada para 21 de abril de 1960. Esta foi, na realidade, a única guerra, que teve uma data prevista para terminar.

Os candangos de todas as categorias cumpriram com o seu dever e deram Brasília ao Brasil, no dia marcado. Para tal, trabalhamos dia e noite, sob sol inclemente ou as pesadas chuvas, sem descanso, sem folgas, ininterruptamente.


http://www.guiadebrasilia.com.br/historico/fundadores/novacap/ncap.htm

Distrito Federal y Autonomia de la Ciudad de Buenos Aires

Federalismo y Regimen Municipal(*)



Por Miguel Ángel Ekmekdjian




El municipio del distrito federal

Cuando en este párrafo nos referimos a la Capital Federal, estamos excluyendo de sus consideraciones a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, la cual según lo dispuesto en el art. 129 de la Constitución, tiene un régimen, para nosotros, provincial. La Ciudad Autónoma de Buenos Aires se ha dictado su propia Constitución local, tal como veremos en el párrafo siguiente.



La Capital Federal de la República tiene un status jurídico diferente del resto del territorio nacional. Conforme a lo que dispone el art. 3 de la Constitución nacional, la Capital federal debe ser declarada por una ley especial del Congreso, previa cesión, hecha por una o más legislaturas provinciales, del territorio que haya de federalizar.



Atento a que los ciudadanos residentes en la Capital Federal no eligen a las autoridades locales, la constitución ha debido prever quienes ejercen el gobierno de distrito.



El Congreso nacional cumple las funciones de legislatura local (art. 75, inc. 30, CN) y el presidente de la República es el “jefe inmediato y local de la Capital”; en otras palabras hace a las veces de gobernador.



Ahora bien: tanto el presidente como el Congreso tienen como función primigenia la atención de los negocios que atañen a la Nación y, por ende, no pueden materialmente atender también a los asuntos domésticos de la Capital Federal.



Es por eso que gran parte de las competencias que corresponden a cada una de esas autoridades pueden ser delegadas en funcionarios locales, tales como el intendente (departamento ejecutivo) y en un Consejo Deliberante (departamento legislativo).



Vemos, así, que en el distrito federal existen también las autoridades típicas de los municipios. Pero no se debe confundir el municipio de la Capital Federal con los que el art. 5 de la Constitución impone a las provincias como requisito sine qua non para garantizar la autonomía política de éstas.



En efecto: la Constitución no prevé expresamente la existencia del municipio de la Capital Federal. Los municipios de provincias, en cambio tienen, tienen jerarquía constitucional y ello les da el carácter de entidad primaria con personería política.



La delegación de funciones a que hicimos referencia más arriba delimitada al ámbito de competencia municipal a la policía urbanística, la cultura, la recreación, el fomento de las artes, la salud pública, la bromatología, la ecología, las construcciones, la limpieza urbana, la comercialización, el tránsito, las obras viales, etc.


Esta delegación no obsta a que tanto el Poder Ejecutivo nacional como el Congreso puedan ejercer el derecho de avocación respecto de tales funciones, y tampoco impide que aquéllos puedan delegar en las autoridades municipales otras facultades atingentes al ámbito local.


El régimen de la Ciudad de Buenos Aires


en la reforma constitucional de de 1994

La reforma constitucional ha tratado de resolver definitivamente la vieja "cuestión capital”, aún no resuelta desde la capitalización de la Ciudad de Buenos Aires en 1880, dándole a la Ciudad de Buenos Aires el status de una nueva provincia argentina, aunque –inexplicablemente- no la denominó así.



Según los nuevos textos constitucionales incorporados, se da la incoherencia de que la Ciudad de Buenos Aires será, al mismo tiempo, una nueva provincia y seguirá siendo la Capital Federal de la República Argentina.



La ley 23.512 –aun no derogada en lo formal- dispuso el traslado de la capital federal a Viedma-Carmen de Patagones. El art. 6 de dicha ley establece que, luego del traslado, la Ciudad de Buenos Aires se constituirá en una nueva provincia, tal como sucedió en el Brasil con la creación del Estado de Guanabara, cuando el distrito federal se trasladó de Río de Janeiro a Brasilia.



El nuevo art. 129 de la Constitución ha reeditado el tema de la provincialización de la Ciudad de Buenos Aires, cuyo antecedente inmediato se halla –como expresamos más arriba- en el art. 6 de la ley 23.512, que fue muy cuestionada en su memento, por diversos sectores políticos. Pero pensamos que lo ha resuelto mal y defectuosamente.



El tema encierra diversos aspectos de naturaleza impositiva, técnica, social, económica, etc., de muy complejo análisis, razón por la cual su estudio no puede agotarse en este breve comentario.





En primer lugar, parece muy difícil (si no imposible) instrumentar la provincialización de una ciudad (Buenos Aires u otra cualquiera), en tanto siga siendo la capital federal de la República Argentina, es decir, el asiento de las autoridades nacionales. En efecto, coexistirán en ella tres niveles de gobierno sobre el mismo territorio: el nacional, el provincial y el municipal.



Esta superposición de jurisdicciones traerá inevitablemente numerosos conflictos, tal como los trajo la “cohabitación” de las autoridades nacionales y provinciales en la misma Ciudad de Buenos Aires, entre 1860 y 1880. Todo esto resulta harto perjudicial para los habitantes de Buenos Aires, que sufrirán daños en sus derechos, a causa de los conflictos de competencia entre las distintas autoridades.



Para muestra basta un ejemplo: el nuevo art. 129 establece que la Ciudad de Buenos Aires tendrá su régimen de gobierno autónomo con facultades propias de legislación. Por su parte, el inciso 30 del nuevo art. 75 (corresponde al anterior art. 67, inc. 27) establece que el Congreso ejerce “una legislación exclusiva en el territorio de la Capital de la Nación”. Esta contradicción no es resuelta por la cláusula transitoria séptima que dice: “ El Congreso ejercerá en la Ciudad de Buenos Aires, mientras sea capital de la Nación, las atribuciones que legislativas que conserve con arreglo al artículo 129”. Conforme a este artículo, el Congreso parece no conservar ninguna atribución legislativa. ¿Cómo se entiende este galimatías?



La cláusula transitoria séptima establece que mientras la Ciudad de Buenos Aires continúe siendo la capital federal de la Nación, el Congreso ejercerá las atribuciones que conserve conforme al art. 129. En otras palabras, no debe conservar ninguna atribución, ya que el art. 129 establece que la Ciudad de Buenos Aires tendrá los tres poderes: ejecutivo, legislativo y judicial.



Al contrario, creo firmemente que el art. 129 y concs. De la Constitución nacional le otorgan a la Ciudad de Buenos Aires todas las cualidades y atribuciones que tienen origen en las autonomías provinciales, aunque no le den el título de provincia. Pareciera que los convencionales hubieran tenido algún reparo en denominarlo así.

Veamos:



El art. 129 de la Constitución le reconoce un “régimen de gobierno autónomo, con facultades propias de legislación y jurisdicción, y su jefe de gobierno (1) será elegido directamente por el pueblo de la ciudad”.



Del párrafo trascrito se desprende que, si bien con varios errores técnicos y de redacción, se confiere a la Ciudad de Buenos Aires el carácter de ente con autonomía política (2).



Más aún, el último párrafo de art. 129 establece que “el Congreso de la Nación convocará a los habitantes (a los ciudadanos debió expresar) de la Ciudad de Buenos Aires para que, mediante los representantes que elijan a ese efecto, dicten el Estatuto Organizativo de sus instituciones”.
Esto no significa otra cosa que convocar a una Convención Constituyente provincial, para que sancione una constitución para la nueva provincia, a la que se la denomina “Estatuto Organizativo”, rompiendo con una denominación de antigua prosodia en nuestro derecho constitucional y público provincial.



Son varios los artículos del nuevo texto constitucional que se refieren al status de la Ciudad de Buenos Aires.



El art. 44 otorga el poder legislativo a un Congreso compuesto de dos Cámaras, una de diputados “y otra de senadores de las provincias y de la Ciudad de Buenos Aires”; el art. 45 establece que “la Cámara de Diputados se compondrá de representantes elegidos directamente por el pueblo de las provincias, de la Ciudad de Buenos Aires y de la Capital en caso de traslado”.



El art. 54 establece que “el Senado se compondrá de tres senadores por cada provincia y tres por la Ciudad de Buenos Aires…”


Más aún, el mencionado art. 44 otorga representación en la Cámara de Diputados a la Capital Federal, si esta se trasladara de la Ciudad de Buenos Aires, con lo cual la representación en la Cámara Baja de los diputados porteños es independiente de su rol de Capital Federal de esta ciudad.



El art.54, ya mencionado, en cambio, le quita a la Capital Federal la representación que tenia en el Senado según el texto de art.46, anterior a la reforma de 1994(3), para dárselo a la Ciudad de Buenos Aires.


De los textos trascritos se desprende que la Ciudad de Buenos Aires tiene en ambas Cámaras del Congreso Nacional, la misma representación que cualquier provincia.


El art. 75, inc. 2, penúltimo párrafo, se refiere también a la Ciudad de Buenos Aires, asimilándola a una provincia, al exigir su conformidad para la transferencia de servicios a cargo de la Nación.
El mismo artículo, en su inc. 31, otorga al Congreso la atribución de “disponer de la intervención federal a una provincia o a la Ciudad de Buenos Aires”.



El art. 99, inc. 20, faculta al presidente a decretar la intervención federal a una provincia o a la Ciudad de Buenos Aires, en caso de receso del Congreso.



El art. 124 incluye a la Ciudad de Buenos Aires en el régimen de convenios internacionales que pueden celebrar las provincias.



El art. 125, también menciona expresamente a la Ciudad de Buenos Aires junto con las provincias, facultándolas a conservar ciertos organismos de seguridad social, de carácter local.
La séptima cláusula transitoria -también en modo deficiente- está expresando que, mientras la Ciudad de Buenos Aires siga siendo capital federal de la República Argentina, el Congreso Nacional no tendrá la injerencia que, como legislatura exclusiva de la capital federal, le otorga el art. 75, inc. 30, de la Constitución.



Algunos afirman que la Ciudad de Buenos Aires, al no estar mencionada en el art. 75, inc. 12, de la Constitución, no puede tener un Poder Judicial completo. Esta afirmación encierra una falacia. La Ciudad de Buenos Aires no está mencionada en dicho inciso, sencillamente por una omisión (entre tantas) de los constituyentes de 1994.


De otro modo, aplicando el mismo criterio carente de lógica, antes de la sanción de la ley 13.998, la justicia ordinaria de la Ciudad de Buenos Aires, tampoco estaba mencionado en el art. 67, inc. 11(antecedente del actual 75, inc. 12), y por ello no hubiera podido existir. Sin embargo, siempre existió la justicia ordinaria de la Capital, la que recién a partir de la ley 13.998, pasó a ser Justicia Nacional.



Otra afirmación sin fundamento alguno, es la que pretende que el Congreso sigue siendo la legislatura local de la Ciudad de Buenos Aires, conforme a lo dispuesto por el art. 75, inc. 30. Esto llevaría al absurdo de que la Ciudad de Buenos Aires tendría dos legislaturas locales: el Congreso Nacional y la que establece el propio art. 129 y ha sido creado por la Constitución local. Esta última no es un simple Consejo Deliberante.



Para rechazar esta argumento basta con mencionar la disposición transitoria decimoquinta, que textualmente establece: “Hasta tanto se constituyan los poderes…el Congreso ejercerá una legislación exclusiva”. En otras palabras, cuando funcione la Legislatura local, deja de aplicarse el art. 75, inc. 30, en lo pertinente.


Se afirma que la Ciudad de Buenos Aires es un “municipio nacional”, a diferencia de otros municipios que serían provinciales. Sin perjuicio de expresar que esto no surge de ningún texto constitucional, no se entiende que significa tal expresión.


Si la Ciudad de Buenos Aires fuera un municipio, aún con rasgos especiales, los constituyentes no hubieran introducido el art. 129 en la Constitución, ya que hubiera bastado con suprimir la jefatura inmediata y local del presidente sobre la Capital Federal (ex art. 86, inc.3) y esta estaría cubierta con la disposición del art.123, in fine.


Además, ningún municipio podría tener representación en ambas Cámaras del Congreso de la Nación, como la tiene la Ciudad de Buenos Aires.



En síntesis, la Ciudad de Buenos Aires no es un mero municipio con caracteres especiales, como pretende un proyecto de ley en sus fundamentos, ni el Congreso sigue siendo legislatura local de la Ciudad de Buenos Aires.


De todo ello se infiere que la Ciudad de Buenos Aires tiene el mismo grado de autonomía que una provincia.


El Congreso a dictado dos leyes, la 24.588 24.620, la primera de preservación de los intereses del Estado nacional y la segunda convocando a elecciones de jefe de gobierno, las cuales has recortado inconstitucionalmente las atribuciones del gobierno local, conferidas por el art. 129.


También están pendiente de tratamiento dos proyectos de ley que pretenden ejercer el control constitucional, sobre la Constitución de la Ciudad de Buenos Aires, declarando la nulidad de algunos artículos de la misma. Conforme al tradicional criterio de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, el control de constitucionalidad es función exclusiva del Poder Judicial.




(*) El texto Federalismo y Regimen Municipal forma parte del libro Manual de la Constitucion argentina, autor Miguel Angel Ekmekdjiam. 3ra Edicion. Editorial Depalma. Buenos Aires. 1997


(1) “Jefe de la administración” o “titular del Poder Ejecutivo” debió decir, ya que en nuestro sistema el gobierno lo forman los tres poderes del Estado, no solo el ejecutivo.
(2) Comparar el párrafo trascripto con el art. 122 de la constitución nacional.
(3) Nosotros hemos criticado la representación que tenia en el Senado la Capital Federal por cuanto en la Cámara estaban representadas las autoridades provinciales, antes de la reforma constitucional de 1994.